Elegir una fuente para una página web

Elegir una fuente para una página web
Fuentes para una página web

Aunque pocos le tomen importancia a la tipografía de una página web, la realidad es otra. Una tipografía puede comunicar sentimientos e ideas, aunque el lector no lo note. De hecho, por muchos años la publicidad y los medios de comunicación se han valido de diversos tipos de fuentes de letras para transmitir un mensaje y atraer a la mayor cantidad de usuarios. Por tal motivo, elegir una fuente para una página web puede ser la solución a tu problema.

Elegir una fuente para una página web: combinar varios tipos de letra

Este punto es imprescindible. Una página web con un solo tipo de letra es muy extraño. Por lo general se eligen mínimo dos tipos de letras. Ahora bien, hay sitios que se extralimitan al utilizar cuatro y cinco tipos de letras. Esto lo único que ocasionará es que el lector se sienta abrumado con la lectura. Por lo que, se recomienda ser prudente a la hora de elegir una fuente para una página web.

Otra condición que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una fuente para una página web es el tamaño de las mismas y la forma que estas poseen. Esto permitirá hacer una diferencia entre los textos y le permite al lector encontrar el texto que necesita rápidamente.

Un punto importante es no utilizar diferentes combinaciones en las páginas del sitio. Esto hará que se cree una confusión. La idea es tener una misma línea de ideas en todo el sitio. Por supuesto, esto implica también elegir una fuente para una página web, para que se enfoque el sitio en un mismo estilo.

¿Qué tipo de fuentes son ideales para las páginas web?

Elegir una fuente para una página web es más sencillo de lo que se cree. Por ejemplo, el tipo de letra serifa es una de las más utilizadas. También puede utilizarse sin serifa o serifa slab. Pueden elegirse tanto en versión manuscrita como decorativa.

La razón es que este tipo de fuente tiene pequeñas pinceladas que se extienden en los extremos la letra. No obstante, si el texto es muy largo, no se recomienda el uso de esta, debido a que podría dar la impresión de que el texto está borroso. Sin embargo, si se sabe utilizar, le da un estilo tradicional a la página web.

Las letras serif, son aquellas que poseen una decoración como Times New Roman. Este tipo de fuentes permiten que los caracteres tengan una mejor terminación. Por otra parte, las Sang Serif, son las llamadas palo seco. Algunas que se cuentan entre este tipo de letra son Calibri y Arial.

Es así como se considera una buena fuente para la página. Las Sans Serif pueden utilizarse para atraer un público joven. Mientras que las Serif  tienen un estil clásico y refinado, así que, pueden utilizarse para presentar textos largos.

Las formas de las fuentes son necesarias para una página web

Si, una de los puntos importantes a considerar a la hora de elegir una fuente para una página web es la forma de la misma. Por poner un ejemplo, si la página tiene relación con el área de a tecnología, es necesario utilizar una fuente futurista. Ahora bien, si por el contrario, la página está enfocada a un estilo clásico, podría utilizarse más bien las fuentes vintage.

Ahora bien, tener en cuenta la audiencia de la página es importante para elegir una fuente para una página web. Por ejemplo, para atraer visitantes asiduos a la lectura, no se puede utilizar la misma que se necesitaría para enfocarse en los adolescentes.

Otro factor que hay que considerar a la hora de elegir las fuentes de una página web, es el color, tamaño y estilo. Y todo esto se considera tomando en cuenta el público al que se quiere llegar.

El objetivo que se persigue

Un factor determinante en la elección de una fuente es el tipo de página que se tiene. Por poner un ejemplo, una tienda virtual debe contener textos que se relacionan directamente con la venta de un producto. De tal manera, que la fuente debe ser dinámica y clara. Es así como se debe tener en cuenta letras que no den la impresión de que el texto se encuentra escrito a mano.

Por otra parte, un blog es un poco más amplio y personal, por cuanto el tipo de letra que se elija no tiene que ser tan mecánico. Por el contrario, se puede elegir una fuente que caracterice la personalidad del dueño del blog.

Una fuente que se pueda leer

Un aspecto de gran importancia a la hora de crear una página web. No importa cuán bella sea o que defina el estilo perfecto. Si complica la lectura o muestra un estilo borroso a la página, debe ser descartada enseguida. Además, se debe considerar el largo del texto que se va a introducir.

Elegir una fuente para una página web para diferentes plataformas

Aunque una fuente se vea muy bien en una computadora, no quiere decir que tendrá el mismo éxito en un dispositivo móvil. Hay que considerar que el tráfico habitual de navegación actual se maneja a través de tales dispositivos. Por cuanto, es necesario considera el diseño de la fuente de una página web.

Haz de tu página web una obra maestra

Elegir una fuente para una página web lleva consigo una gran responsabilidad. Se debe considerar el peso que tiene a la hora de ser aceptado por un público en específico. Por cuanto, estas pueden ser de gran utilidad para que la página sea considerada digna de admiración.

Por esta y otras razones, debes contactar con verdaderos profesionales en la creación de sitios y páginas web. DIO ESTUDIO trae para ti todas las herramientas necesarias para tener una página web agradable a la vista. De manera que aumente rápidamente el tráfico web.

Para contactar con los asesores de DIO ESTUDIO solo debes rellenar el formulario que se ha dispuesto en la página de Contacto o enviar un correo electrónico a info@dioestudio.com

(Visited 44 times, 1 visits today)