Adobe sigue sorprendiéndonos por su capacidad para darnos herramientas con las que casi podemos producir cosas mágicas, aunque no suelen ser más que la tecnología que avanza a pasos agigantados, para dejarnos casi sorprendidos por la cantidad de cosas que podemos llegar a realizar con sus programas.